La psicología en Forex

La psicología de forex y comercio de divisas

La psicología en forex es un aspecto crítico para lograr el éxito en el mercado de divisas. Se trata de la condición emocional de un comerciante al entrar y salir de comercios, buscar posibles oportunidades comerciales o realizar otras tareas relacionadas con el comercio.

Por lo general, la mayoría de los operadores experimentan pérdidas debido a emociones negativas que envenenan sus procesos racionales de toma de decisiones y hacen que tomen decisiones comerciales mal planificadas.

Nosotros, como humanos, somos criaturas emocionalmente innatas, algo que dicta nuestro juicios. Tendemos a elevar nuestro ego al tomar decisiones cuando pensamos que las cosas no están funcionando bien.

Si bien estas emociones no son necesariamente erróneas, lo que importa es cómo reaccionamos ante ellas, especialmente cuando se negocian divisas.

Si las emociones sacan lo peor de ti y no logras controlarlas, tendras una toma de decisiones ilógica. Eventualmente, incluso si eres un operador experimentado, las pérdidas comienzan a acumularse incluso en operaciones que podrían haber sido rentables.

Algunos comerciantes piensan que quitar las emociones podría resolver sus problemas. Sin embargo, eso es imposible, si esque eres humano claro. Si usas bien los sentimientos, pueden ayudarlo a acelerar su éxito comercial.

La psicología del comercio puede hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso en el comercio de divisas. Tener un estado mental estable es un elemento esencial que necesita para convertirse en un comerciante rentable de manera constante.

Entonces, ¿cómo puedes controlar tus emociones?

Comencemos hablando de los cuatro principales obstáculos psicológicos.

  • Miedo
  • Codicia
  • Venganza
  • Euforia

El miedo en la psicología del comercio.

El miedo es la reacción natural que mostramos ante amenazas que podrían causarnos daño. Tener miedo es normal. De hecho, la emoción se considera crucial para nuestra supervivencia. Sin sentir miedo, será difícil notar el peligro y escapar de él.

Sin embargo, en el comercio de divisas, el miedo es perjudicial cuando permitimos que las amenazas de pérdida percibidas nos hagan tomar decisiones irracionales y poco sólidas.

En lugar de motivarnos a ejecutar operaciones sin preocupaciones, el miedo nos aleja de realizar operaciones, convenciéndonos de que estamos equivocados. Este temor de equivocarse anula el poder de nuestro análisis y la cantidad de tiempo que hemos tomado buscando buenas configuraciones y nos señala el lado más oscuro del mercado.

Otro tipo de miedo es el de perder buenos oficios. Este temor a menudo nos hace entrar en operaciones a cualquier precio, sin esperar la aparición de configuraciones comerciales rentables. Un operador temeroso que no quiere perder buenas oportunidades a menudo ignora un enfoque racional del comercio y permite que la emoción anule sus decisiones.

El último tipo de miedo, que es aún más peligroso, es el de la pérdida. El miedo al fracaso causa un susto psicológico en nuestras mentes y nos envía advertencias terribles antes de tomar decisiones comerciales.

Por ejemplo, supongamos que tiene una posición de larga duración en el par de divisas EUR / USD, y las malas noticias llegan con respecto al estado de la economía de la zona euro, ¿qué haría?

En tales situaciones, la mayoría de los comerciantes se sentirán asustados, reaccionarán exageradamente y cerrarán rápidamente el comercio sin pensarlo dos veces. A pesar de que pueden estar tomando medidas para evitar pérdidas, el miedo generalmente impulsa tales decisiones y podría llevar a perder las posibles ganancias.

El miedo en el comercio de divisas generalmente lleva a la ruina: a medida que el miedo empuja a los operadores a tomar decisiones infundadas, sus cuentas de trading se agotan lentamente hasta que reciben llamadas de margen.

La codicia en la psicología del comercio.

La codicia es aún más peligrosa que el miedo. La codicia es la emoción egoísta que te impulsa a querer obtener más ganancias siempre al negociar con forex.

Pongámoslo en claro: cada comerciante de divisas anhela obtener beneficios sustanciales de sus esfuerzos. Sin embargo, este anhelo se vuelve improductivo, incluso dañino, cuando es demasiado poderoso.

Nada está mal con el deseo de alcanzar el éxito financiero en las operaciones de cambio. Pero, si estos deseos codiciosos ahogan su sentido común y conducen sus decisiones comerciales, entonces todo está mal con ellos.

Hay un dicho común entre los comerciantes financieros de que «cuando los toros y los osos obtienen ganancias, los cerdos son sacrificados». El cerdo es un animal muy codicioso, y la analogía es útil en el negocio comercial, ya que muestra que el mercado no respeta a los cerdos: los cerdos codiciosos pierden su dinero.

Como tal, la emoción psicológica de la codicia es aún más dañina que el miedo. El miedo puede impedirle tomar decisiones comerciales o hacer que salga demasiado pronto. Por el contrario, la codicia lo obliga a presionar el botón de comprar o vender de una manera demasiado arriesgada. Es por eso que la codicia puede ser mucho más destructiva que el simple miedo.

Dado que la codicia nos empuja a actuar irracionalmente, es una emoción muy peligrosa. Al igual que beber alcohol, la codicia puede hacer que te comportes tontamente cuando ha intoxicado tu sistema. Si la codicia invalida sus opciones comerciales, entonces se emborracha con eso y pronto eliminarás tu cuenta de forex.

Por ejemplo, los comerciantes intoxicados con la codicia generalmente no logran salir de sus posiciones ganadoras porque creen que el mercado siempre los obedecerá. Los comerciantes codiciosos también se suman a las posiciones abiertas cada vez que el mercado se mueve según sus expectativas. Otros comportamientos peligrosos de los comerciantes codiciosos incluyen el apalancamiento excesivo y el comercio excesivo.

La venganza en la psicología del comercio.

La venganza es otra emoción peligrosa que obstruye el éxito comercial. El comercio de venganza usualmente ocurre cuando los operadores intentan realizar operaciones más agresivas, especialmente después de experimentar pérdidas.

Si bien la intención principal de las operaciones de venganza es intentar recuperar las pérdidas, a menudo resulta en más pérdidas de las que se pretendían inicialmente. Los operadores de venganza a menudo culpan al mercado por sus pérdidas y terminan colocando operaciones de represalia y cálculo erróneo.

El comercio de venganza es perjudicial debido a tres razones principales. Primero, ya que generalmente no está bien planificado, lo lleva a realizar operaciones apresuradas que tienen menos probabilidades de ser rentables. Si participa en operaciones de revancha, estará apostando y no operando. Realizará rápidamente operaciones sin ningún tipo de planificación o análisis exhaustivo.

En segundo lugar, debido a que está desesperado por recuperar las pérdidas, el comercio de venganza lo obliga a abrir operaciones con posiciones de mayor tamaño. Ignorará la parte de gestión de riesgos de su plan comercial solo porque quiere recuperar las pérdidas rápidamente.

Por último, es un hábito comercial emocional que está motivado por motivos equivocados. Cambia su enfoque de decisiones comerciales racionales a elecciones comerciales basadas en emociones. Sus emociones nublan sus pensamientos y hacen que arroje disciplina y una mente sana por la ventana, lo que desangra su cuenta, pip por pip.

Por ejemplo, puede ingresar un pedido largo en EUR / USD, pero termina perdiendo 50 pips. Frustrado, decide duplicar el tamaño de su posición en la próxima transacción para poder recuperar su pérdida inicial. Sin embargo, el comercio vuelve a ser contrario a sus expectativas, causando un daño mayor a la cuenta de operaciones. Ahora será más fácil abrir una posición aún más grande, porque el mercado le «debe» dinero y usted quiere recuperar «su» dinero.

La euforia en la psicología comercial.

Por último, la euforia también puede paralizar su éxito comercial. Es el sentimiento de emoción que se realiza a menudo después de experimentar varias grandes victorias en el mercado de divisas. Su estado de euforia lo convence de que su comprensión del movimiento de los pares de divisas es perfecta y sus análisis son perfectos.

Si bien es normal sentirse emocionado después de ganar un intercambio, el exceso de confianza puede generar problemas. Por ejemplo, debido a que realizó un pedido largo en EUR / USD e hizo una victoria, esto no significa que otra transacción automáticamente resultará en una victoria. El mercado no funciona así.

La euforia a menudo conduce a una pendiente resbaladiza de errores y pérdidas comerciales. Después de una serie de operaciones exitosas, un comerciante puede volverse demasiado confiado y comenzar a realizar operaciones sin un análisis cuidadoso de las condiciones cambiantes del mercado.

El exceso de confianza también puede hacer que arriesgue demasiado capital, crea falsamente en su análisis u olvide su plan de negociación. Tener una fiesta después de cada operación exitosa es un motivo emocional que puede aumentar sus fallas comerciales.

Cómo superar los obstáculos psicológicos

Invertir en educación forex

La educación en el mercado de divisas es uno de los ingredientes críticos para superar los impedimentos psicológicos mencionados anteriormente. Con la capacitación adecuada, ganará habilidades esenciales para tomar decisiones racionales, en lugar de confiar en sus instintos.

Si desea ingresar y salir ciegamente de las operaciones sin tener suficientes razones para tomar las decisiones, se volverá emocional y dañará su capital comercial.

Debe comprender cómo funciona el mercado de divisas y los factores que causan sus movimientos. Por ejemplo, si se publica un informe de noticias económicas, debe saber cómo es probable que afecte a los movimientos en el mercado, en lugar de sentir temor y comenzar a cerrar y abrir operaciones al azar.

Una educación forex adecuada lo ayudará a crear una estrategia capaz de generar ganancias consistentes. El comercio sin una estrategia rentable da demasiado espacio para el desastre. Sin embargo, una estrategia comercial confiable lo ayudará a relajarse y estar más tranquilo, ya que reduce su riesgo y su ansiedad.

Sigue tu plan de trading

Operar con un plan sólido reduce los riesgos y lo ayuda a mantener sus emociones bajo control. Típicamente, un plan de comercio consiste en un conjunto de pautas y estrategias para ejecutar decisiones comerciales.

Un plan de negociación generalmente se crea después de hacer un análisis extenso y estudiar el comportamiento del mercado. Es lo que necesita para mantener la consistencia y la rentabilidad en sus operaciones.

Por ejemplo, un buen plan de trading debería responder las siguientes preguntas.

  • ¿Cuántos pips debo apuntar por intercambio?
  • ¿En qué momentos comercio?
  • ¿Cuánto capital arriesgo por cada operación?
  • ¿Qué reglas debo usar para entrar en oficios?
  • ¿Cómo debo gestionar las operaciones abiertas?
  • ¿Qué reglas debo usar para salir de oficios?

Las emociones pueden arruinar tu control si dejas que la duda y el miedo vivan libremente. Sin embargo, un plan de comercio bien diseñado lo ayudará a mantenerse enfocado y comerciar de manera rentable sin dejarse engañar por sus instintos.

Comerciar sin un plan lo dejará a merced de sus emociones. En consecuencia, tomará operaciones basadas en sentimientos y sin realizar ningún análisis significativo del comportamiento del mercado.

Con un plan, siempre que haya una señal de problemas, no tendrá que ajustar sus decisiones comerciales con miedo o con avidez. Todas las opciones para ingresar y salir del mercado se basarán en su conjunto de pautas predefinidas, sin dejar espacio para que ninguna emoción pueda nublar su mente.

Por ejemplo, si su plan comercial especifica que entrará en operaciones de retrocesos cuando el mercado rebote en uno de los niveles de Fibonacci, debe atenerse a esa regla tanto como sea posible.

Practicar la gestión de riesgos.

La gestión adecuada del riesgo es lo que distingue a un comerciante de un jugador. Si expone demasiado capital al mercado por venganza o euforia, podría terminar con inmensas pérdidas.

Para evitar convertirse en un operador emocional, no arriesgue una cantidad de dinero que no pueda perder cómodamente. Una regla general es arriesgar solo el 1% de su capital para cada operación.

Además de usar sabiamente el apalancamiento, también debe evitar moverse temerosamente o ignorar las pérdidas y los objetivos de ganancias. La gestión emocional de las operaciones aumenta los riesgos.

 

Si tomó el comercio y lo vio avanzar hacia el nivel objetivo, ampliar el nivel de toma de ganancias con demasiada avidez podría aumentar sus posibilidades de que una inversión se convierta en una transacción rentable en una pérdida. Antes de ajustar su nivel de ganancia, su plan comercial primero debe reducir el riesgo al ajustar su nivel de pérdida de parada.

Cambia tu mentalidad

Una mentalidad poco realista es una de las principales causas del comercio emocional. Si no está enfocado y compuesto en sus decisiones comerciales, fácilmente adoptará el hábito peligroso de ser temeroso, codicioso, vengativo o eufórico.

Necesitas tener una mentalidad realista y convertirte en un trader emocionalmente maduro. Recuerde que su deseo de obtener beneficios por sí solo no será suficiente para que adquiera esos beneficios. Debe entrenarse para abordar el mercado con disciplina y evitar decisiones basadas en emociones extáticas o de otro tipo.

Con una mentalidad clara y lógica, sus emociones carecerán de fuerza suficiente para controlar sus decisiones comerciales.

Conclusión

La psicología del comercio de divisas es un aspecto esencial para convertirse en un operador exitoso. Para la mayoría de los comerciantes, esto es lo que desencadena el mayor porcentaje de errores comerciales.

Por lo tanto, debes esforzarte para mantener tus emociones bajo control. Si no los controlas, seguramente te controlarán a ti, y te arrepentirás de las decisiones comerciales en las que te llevan las emociones.

El éxito o el fracaso de su carrera en el mercado de divisas depende de su experiencia para eliminar las emociones de las decisiones comerciales, y en esa experiencia reside el alfa y el omega del comercio de divisas rentable.

2 comentarios en “La psicología en Forex”

  1. La psicología, al momento de hacer trading, siempre será un aspecto que se debe gestionar muy bien, pienso que la emocionalidad de las personas las lleva a ejecutar movimientos en sus transacciones que a veces pueden ir en su contra. Por ese motivo, se debe ser muy prudente y establecer planes de contingencia frente a situaciones que para el trader son desconocidas llevándolo a mitigar el riesgo lo máximo que se pueda. En ITRADER por ejemplo yo inicié operando en DEMO con metatrader 4 y todo lo cerraba en ganancias, a la hora de hacerlo real, las pérdidas aparecieron por el tema de que me daba mucho miedo perder todo lo que tenía… ahora creo que mis ganancias son superiores y eso me tiene muy motivada. Saludos.

Deja un comentario